Últimas publicaciones

Diferencias entre un loro, una cacatúa y un guacamayo

Tanto los loros, como las cacatúas y los guacamayos son aves muy populares como mascotas en muchos hogares. Se trata de especies muy inteligentes, ya que son capaces de aprender y repetir hasta 30 palabras, muchas veces entendiendo su significado. 

Además, son especies realmente longevas, llegando a ser incluso octogenarias en algunos casos. Sin embargo, están muy cotizadas, por lo que en ocasiones sufren la caza indiscriminada por su condición de aves exóticas, algo que se debería tener muy en cuenta antes de comprar una de ellas. 

Si quieres una mascota parlanchina, ve a lugares de confianza donde sepas que no han sido cazadas ilegalmente. Para que puedas decidirte, hoy te contamos cuáles son las diferencias entre loro, guacamayo y cacatúa. ¡Sigue leyendo!

Los loros: el ave más común en nuestros hogares

Los loros son la especie más común en nuestros hogares. Generalmente, estos animales son bastante pequeños, midiendo entre 30 y 40 centímetros. Junto a los agapornis, son una de las aves más inteligentes que puedes encontrar, además de su destreza para trepar árboles y volar. Otra de sus grandes habilidades, del mismo modo que los guacamayos o las cacatúas, es la de imitar sonidos.

El color más común de esta especie suele ser el verde, aunque puedes encontrar algunas de color azul, rojo o amarillo, dependiendo de la variante de loro. Además, es un animal muy sano: su dieta ideal se basa en verduras y frutas, además de alimentos secos. 

Son animales muy sociables, les gusta mantener la atención y si las tienes en casa, lo mejor será que pongas su jaula en la zona de mayor tránsito para que estén más acompañadas. Son la mejor opción si sólo quieres tener uno ya que no suelen tener (ni querer) pareja. 

Los guacamayos: ¡qué colores!

Los guacamayos son familia de los loros y de las cacatúas, pero se diferencia de los primeros en que son de mayor tamaño y tienen una cola mucho más larga. Aunque como todas las características físicas de estos animales, depende bastante de cada especie en concreto. Por ejemplo, las colas de guacamayo más pequeñas miden entre 40 y 60 centímetros de largo, pero las más grandes llegan a alcanzar los 95 centímetros. 

Del mismo modo que las colas varían dependiendo de la especie, ocurre lo mismo con el peso: los guacamayos más grandes pesan más de un kilo y medio, mientras que los más pequeños apenas alcanzan los 300 gramos. 

Es una de las especies más coloridas y variadas, con colores brillantes generalmente de colores verde, rojo o amarillo y azul; y no suelen diferenciarse entre hembras y machos en este sentido. Tampoco lo hacen en lo que se refiere a tamaño. Los especímenes más jóvenes sí suelen diferenciarse de los adultos, puesto que sus colores son más suaves.

Su hábitat natural se encuentra en bosques y zonas tropicales, en América del Sur y América central.  

Las cacatúas: hermanas mayores de los loros.

Su nombre significa “hermana mayor del loro” en un dialecto que únicamente se habla en Indonesia. Este ave de alas cortas y cresta colorida, es muy hábil volando y además puede trepar por los árboles como lo haría un loro. Sin embargo, estas dos aves tienen bastantes diferencias. La cacatúa es de mayor tamaño que el loro, ya que llega a alcanzar los 50 centímetros de altura y a pesar cerca de 900 gramos. 

Sus colores son muy llamativos: o bien son de color blanco brillante o de otros colores (aunque es más difícil encontrar una cacatúa de estos colores) como el negro, el rojo, el amarillo, el rosa o el gris. Por lo general suele mover su cresta con ciertos estados de ánimo: ¡así siempre sabrás que está contenta! Además, son una de las aves más divertidas

Se trata de animales denominados nidícolas: sus pichones necesitan de mucho cuidado ya que nacen con los ojos cerrados y completamente desplumados, y permanecen con sus padres incluso hasta que son adultos.


PayPal